3 en 1

Como los jugos de frutas. Como la pregunta que le hizo la reportera de Televen a Chávez.
Les hago un resumen de tres eventos magnos.

1) Viaje a Nirgua por cumpleaños de Ariana.

Nos fuimos el sábado en la tarde después de clases (sí, clases; sí, el sábado) en cuatro carros. La pasé mal porque el aire estaba dañado y yo decidí ponerme los pantalones más apretados que tenía. Excelente decisión Andrea.

Llegamos como a las siete de la noche a caernos a birras y esperar que fueran las 12 para celebrar y cantarle cumpleaños a Ariana. Le cantamos cumpleaños, comimos cochino, y nos fuimos a la casa de un primo a seguir bebiendo y esperar que llegara Ysa que no se pudo venir en la tarde con nosotros.

Al día siguiente, nos levantamos, desayunamos cachapas de hoja y chicharrón; y nos fuimos al Sanatorio que lleva el tío de Ariana. Nos hicieron un recorrido por todo el sanatorio. Vimos la parte de hombres, de mujeres, y oíamos como todos decían que el tío de Ariana era el mejor doctor del mundo.

Luego nos fuimos a la finca porque teníamos planeada una excursión a la cascada. Duramos como dos horas caminando. Bachacos, culebras, garrapatas. Llegamos, y era finísimo. La cascada tenía un tobogán natural hecho de piedra. No podíamos llevar cámara hasta allá a menos que fueran impermeables, así que no hay fotos de eso.

Cuando logramos bajar, ya eran como las seis de la tarde y teníamos que regresar a toda mecha a casa de Ariana porque si no, no nos daría tiempo de salir a Caracas y muchos tenían clases al día siguiente.

Todo el transporte intra-Nirgua fue, por supuesto, en un camión de cochinos.



2) Cumpleaños de ML.

Como de costumbre fue una sanduchada en casa de su abuela. ¿Qué hubo de especial? Varias anécdotas.

La primera es que como ML ODIA la canción del cumpleaños, hice campaña con todos sus amigos para que no se pasara por alto. Como resultado, le cantamos cumpleaños aproximadamente 10 veces seguidas. Luego cantamos el himno al árbol, el himno de Caracas y los ucabistas cantamos el himno de la UCAB.

A eso de la 1:00am puse un remix de 45 minutos con la evolución de la música desde el año 2000: El gato volador, Two Times, Saturday Night, Vengaboys, La Factoría.
Hay videos de la gente inspiradísima cantando "Todavía me acuerdo de ti" que si YouTube no estuviera tan pajúo y me dejara montarlos, se los mostraría.

A las 2:00am la vecina se cansó del remix y nos empezó a echar agua con una manguera de terraza a terraza. Lo peor fue que sólo se mojó la mamá de ML que estaba recogiendo.
Lo más gracioso es que la vecina es una francesa que dice ser diplomática. Excelente manera de solucionar conflictos Mme. Croissant.

Omar comiendo torta sensualmente.


3) Fiasco en el Benihana del Eurobuilding.

ML y yo cumplimos dos años el 1ero de Mayo, y a pesar de que sabíamos que era sábado, feriado y después de quincena, decidimos ir al Benihana del Eurobuilding porque hace tiempo que queríamos ir. ERROR. Les relato:

Sábado, 4:00pm, no he comido nada en todo el día (por otras razones). Nos dirigimos al restaurante y dejamos el carro en valet parking. Entramos y donde se supone que debe estar la señorcita que te indica la mesa, no hay nadie. Esperamos 15min y llega la señorcita.
- Buenas tardes, queremos una mesa teppan para dos personas, por favor.
- Bueno tienes *un, dos, tres, cua...* siete familias por delante.

Me volteo para consultar la situación con ML, menos de un minuto, cuando le voy a comunicar la decisión, la señorcita ya se había ido. Luego de 15min, vuelve.
- Hola, sí vamos a querer la mesa.
Me interrumpe un señor que le dice: "Mira, no me importa compartir la mesa con dos personas más, lo digo por si tienes a mucha gente esperando".
- Bueno, - le digo a la señorcita - sí queremos la mesa y no nos molesta compartir con el señor.
- Ajá, y ustedes... qué? ... Van a esperar aquí, se van a ir o qué?
- Vamos a esperar.
- Bueno, pueden esperar allá afuera.
- No hay una barra o una zona de espera donde nos podamos sentar?
- Bueno, allá al final de la barra quedan dos puestos.

La tipa ni siquiera me guía, sino que me señala con la mano el camino. Cuando llego a la barra, estaba vacía, sólo había un señor sentado. Llegamos, nos sentamos y esperamos algún tipo de atención. El sushero aparentemente tenía un reproductor mp3 en su cabeza porque no nos paró ni media bola. Tuve que perseguir a la mesonera para pedir un par de jugos y la carta. Me regreso a la barra. Vemos la carta, pedimos una entrada mientras esperamos. En eso veo que el señor que estaba dispuesto a compartir mesa ya se había sentado y le sobraban dos puestos.

Mi misión ahora es perseguir a la tarada que recibe a la gente. La encuentro.
- Hola, mira, el señor que pidió compartir mesa ya está sentado en una y le sobran dos puestos.
- Ah bueno pero es que la mesa en la que él se encuentra es una mesa pequeña, y las mesas para compartir son las grandes.
- Ok, pero el dijo que no le molestaba compartir y a nosotras tampoco.
- Bueno, pero eso depende del señor.
- El señor ya te dijo que no le molestaba compartir y está en una mesa a la que le sobran dos puestos.
- Dame un minuto.

Multipliquen eso por 20 y recuerden que a todavía estas alturas no he comido nada en todo el día.

Finalmente nos llevan a la mesa y 30min después, y sólo porque el señor de la mesa lo jala por la franela, es que llega el mesonero para atendernos.
- Mesonero: ¿qué van a ordenar?
- Señor: nosotros, dos platos tal y un plato tal.
- Yo: nosotras un plato tal, con extra de tal y tal. Pero son cuentas separadas.
- Mesonero: no, por políticas del local no está permitido pedir un sólo plato en mesas de teppanyaki.
- Yo: sí bueno, pero eso sólo aplica cuando es un sólo plato por mesa, para no calentar el teppan, ensuciarla, y hacer venir al chef por un sólo plato. En este caso serían cuatro platos porque estamos compartiendo la mesa.
- Señor: sí, exacto.
- Mesonero: pero por políticas del local no está permitido un sólo plato para estas mesas, tienen que ser de dos platos en adelante por cada cuenta.
- Señor: bueno, no importa. Metan el plato de ellas en mi cuenta y nosotros arreglamos después.

QUÉ PANA ESTE SEÑOR.

- Mesonero: llamaré a la gerente para que les explique.

Somos tarados, así que llamarán a la gerente Verónica que habla nuestro mismo idioma de tarados.

- Gerente: buenas tardes, me han informado de la situación y por políticas del local no está permitido blah, blah, blah...
- Yo: sí, pero ya resolvimos con el señor. Los platos van en su cuenta, son cuatro en una misma cuenta y luego nos arreglamos.
- Gerente: no, lo que pasa es que ya esa orden salió para la cocina y no podemos incluir más platos.
- Yo: o sea que si el señor cambia de opinión y quiere agregar un plato para su familia no puede.
- Gerente: es que por políticas del local, blah, blah, blah, discoraya'o...

En este momento llega la entrada que pedimos en la barra.

- Yo: nosotras vamos a devolver esto y nos vamos.

Yo sé que era un día difícil con todo lo del día del trabajador, quincena, etc. Pero coño, ATENCIÓN AL CLIENTE. No sólo porque tengo cara de carajita me tienes que tratar como si fuera al local solamente a pedir una coca-cola.

Y otra cosa, me hubieran atendido bien desde el principio y se ahorran esa escenita. Preocúpense por los clientes que entran al local y que manejen toda la información, y se ahorran gran parte del trabajo.


1 comentario:

  1. Te veo en shorts y franelita y sólo pienso en una cosa: LOS BICHOS!

    ResponderEliminar