Qué hacer en Caracas

Por ahí está rodando una lista de 101 cosas que hacer en Caracas antes de morir a la que ya mucha gente ha hecho referencia.

Últimamente, he estado en búsqueda de cosas que hacer en Caracas sin tener que gastar tanto dinero (no hay fuelza, chiamo) y me he dado cuenta de que si uno se pone a pensar, recordar y lanzar opciones al aire, pueden salir cosas muy finas.

Por ejemplo, el fin de semana pasado fui al CCCT a jugar maquinitas en PlayTime y luego a la caminería de Vizcaya a pasear y disfrutar del frío que hacía esa noche.
Al día siguiente, fui al mercadito de diseño de la Plaza Alfredo Sadel, luego fui a La Estancia (que nunca había ido), después fui a la Plaza Altamira a ver una marcha zombie (me engañaron, sólo fueron como cuatro personas disfrazadas), y en la noche compré chucherías en Farmatodo y fui al Centro de Arte Los Galpones a una función de Cinema Garage.

Los Galpones es muy fino, hacen cursos, exposiciones y talleres, pero la primera vez que fui, fue para esto de Cinema Garage que les menciono. De una colección de películas bastante amplia, seleccionan una y la proyectan en una pared gigante. Hay una señora vendiendo cotufas y hay una especie de kiosko para comprar cosas. Lo fino del asunto es que es en la grama, llevas tu manta o sillas de playa y te echas en la grama a ver la película, con tus cotufas, tus chucherías o tu botella de vino. Y lo mejor de todo, es gratijñang!

El domingo, hubiera sido productivo si no me hubiera quedado dormida. Pero el plan era ir al Teatro Municipal de Caracas (que no lo conozco) y escuchar a la Orquesta Sinfónica tocar la 9na sinfonía de Beethoven.

El otro día, después de ver Farenheit 451 en el CELARG, estábamos esperando en la salida y se nos acercó una chica y nos regaló dos entradas para una obra que se llamaba Teatro Efímero. Sin pensarlo mucho, nos metimos y resultó de lo mejolcito, chica. Era como un café en el que el público estaba mezclado con los actores y diversas escenas se desenvolvían a tu alrededor, además de que te regalaban una copita de vino para que tripearas la obra. Muy chievere, vale.

A pesar de que he hecho aproximadamente la mitad de las cosas que están en esa lista, me di cuenta de que realmente no conozco Caracas. Tengo siete años viviendo aquí y no he ido a la Galería de Arte Nacional, por ejemplo. El punto es que sí hay bastantes cosas que hacer: en el CELARG siempre están pasando películas, haciendo exposiciones o presentando obras de teatro; hay muchas orquestas y bandas que se presentan gratis en diferentes lugares. Es cuestión de saber buscar y no terminar haciendo lo mismo: ir al mismo cine, al mismo local o al mismo restaurante, o morsear con la misma gente en la misma casa.

Lo ladilla es la inseguridad, pero procuramos hacer las cosas de día, dejamos los teléfonos y iPods en la casa, usamos el transporte público, y todo bien :D

---------------------------------------------------

Mi recomendación idiota del día, es que se metan en Sloganizer y se diviertan. Yo pasé toda la mañana creándole slogans a "el güevo".

«El güevo is your safe place in an unsafe world!»
«Endless possibilities with el güevo.»
«El güevo for president.»
«El güevo - forget the rest.»

Publicar un comentario

3 Comentarios

  1. Oh, yo quiero un "101 cosas que hacer en Barquisimeto antes de morir". Siento que aquí no hay tanto fino que hacer, todo es más aburrido. ¡Buuu!

    ResponderBorrar
  2. y con ese miedo tipico de la gente del Este, te quedaràs sin conocer media Caracas.

    recomendación: sal acompañada de un pana y nadie te molestará....

    ResponderBorrar
  3. "Lo ladilla es la inseguridad, pero procuramos hacer las cosas de día, dejamos los teléfonos y iPods en la casa, usamos el transporte público, y todo bien :D"

    Qué discriminante tu comentario de "la gente del este" :/

    ResponderBorrar