Roadtrip 2012

De Caracas pa' Punto Fijo.

Este jueves es la fiesta de graduación de Paola y Anna, así que nos echamos un viajecillo a Punto fijo exclusivamente para comprar el licor. Les cuento:

Sábado, 9 de Junio:
Después de haberme acostado a las 2:00am por insomnio, me levanté a las 6:30am porque tenía que ir a presentar un examen de francés para el que no había estudiado una merde. Entramos a clases, y apenas presenté busqué a Paola en su salón para irnos.
Salimos choleadas a comprar unas cosas que compraban para el camino y entre eso y que llegara Anna se hicieron las 11:00am, hora a la que emprendimos el viaje.

Todo era risas y alegría hasta que nos conseguimos con una cola bien beia como a 10 km de Paracotos. Cabe acotar que no teníamos aire. SEXY. Estuvimos como hora y media en esa cola hasta que, de la nada, se esfumó. En serio, no entiendo esas colas trancadas que llega un punto en el que simplemente ya no hay cola y ya. No tiene sentido.

En fin, seguimos a Maracay cholitronix. Íbamos ejmacheta'as por esa carretera, oyendo música y hablando güevonadas. Bueno, Anna y yo hablando y luego repitiéndole todo a Paola que lo único que hacía era decir: "AH?!" porque no escuchaba un coño por la brisa.
Decidimos que era hora de comer y déjenme decirles que Paola se graduó en preparar sánduches de atún a 170 km/h y yo me gradué en comer manejando a esa velocidad. La verdad nos cagamos de la risa porque nos caímos a gritos con el atún que salía volando.
Saliendo de Maracay hicimos la primera parada en la bomba del Burger King. Ahí Paola se enrolló un trapo en la cabeza a lo Piedad Córdoba y yo me cambié el jean por un short a.k.a. un roba-marío. Agarramos carretera once again y ahí Paola empezó con el webirillo de su Google Maps. Que si es la próxima a la derecha. Y en esa verga me tuvo como por 50 km.
Hasta que nos salimos en una y nos paramos a preguntar. Faltaba que jode. #grasiaPaoTQM
Yo nunca había manejado a ningún lugar que no fuera La Guaira, btw.
Bueno, en resumen, la vía no está tan terrible como muchos piensan. De hecho me pareció que estaba bastante bien, excepto por unos pedazos de calle picada porque van a asfaltar.
Nos encontramos cosas típicas como esta:


Y me encantó la vía que atraviesa Tucacas. Es como un sueño raro.

 
Imagínense eso, pero durante el atardecer y no se ve la calle porque se forman los "pozos de agua" que en realidad son una ilusión óptica por el calor. Creo que fue la parte que más me gustó.

Como a eso de las 4:00pm, Paola se arrechó porque no escuchaba nada y se sentía empegostada y que además le pusimos un "rock raro". Llegamos a Los Médanos de Coro casi a las 6:00pm y nos bajamos cinco minutos porque todavía nos quedaba camino y la licorería la cerraban a las 8:00pm.
Cuando nos estamos yendo de Los Médanos, se desenvuelve la siguiente conversación:
Paola: Mira, tenemos que comer por ahí porque el restaurant de la posada cierra a las 7:00pm.
Yo: Bueno, ahí vemos, seguro hay un McDonald's o algo.
Paola: Yo no quiero McDonald's.
Yo: Ahh, veeeergaaaa.
Paola: Bueno, si quieres TÚ comes McDonald's y yo veo QUÉ OTRA VERGA me como.

Ahí noté que Paola seguía arrecha. x)

Llegamos a Punto Fijo como a las 7:30pm y vimos el atardecer atravesando las salinas. Demasiado bello. <3 Cuando llegamos, fuimos directo al Hyperbodegón Vessada en donde compramos toda la caña, en facturas diferentes porque sólo se pueden llevar 5 L de cada tipo de alcohol por persona, y de ahí fuimos a Makro a comprar agua y soda. Luego estuvimos un ratico buscando una bomba de gasolina y otro más intentando buscar la posada en Villa Marina. Cuando por fin la encontramos decidimos que íbamos a comer en lo único que estaba abierto por ahí: el restaurant del Eurobuilding. Honestamente, no era caro (para ser el Eurobuilding), pero fue una experiencia terrible: los mesoneros tardaban años en traer todo, la comida llegó fría y yo estaba maltripeando porque me dolía una úlcera. Además, las tres estábamos intensas porque teníamos hambre y estábamos empegostadas. Nos caíamos a gritos, nos reíamos, nos mirábamos mal; una total bipolaridad. Lo bueno es que la frase del viaje fue: "Estás Popy? Porque si estás Popy me lo dices!"
Comimos, pagamos y nos largamos a la posada.

Llegamos directo a bañarnos (sin agua caliente) y a dormir, no sin antes hablar de espíritus, ovnis y zombies. Yo estaba tan cansada que me quedé dormida y empecé a soñar que manejaba. Gracias, cerebro.


Domingo, 10 de Junio:
Nos despertamos a las 8:00am y Paola y yo decidimos que nos íbamos a echar un chapuzón express en la playa.


Por favor, cómo no nos íbamos a bañar. Esa playa tiene CERO olas, lo único es que es de verdad FRÍA. Nos duchamos otra vez, desayunamos en la posada y agarramos carretera de regreso. Sí, ese viajecito nos lo echamos día tras otro.
Manejar de Villa Marina a Coro es horrible. En toda la península hay demasiada brisa. Tanta que se voltean los carros (vimos uno volteado en el camino por eso).

No se burlen de mi gorra hip-hop/emo, es para que no se me enrede el cabello.
Acuérdense que no teníamos aire en el carro. D:

Nos paramos un momento a agarrar sal de las salinas y luego en la aduana a que nos sellaran las facturas de la caña. Nos dijeron que tuviéramos cuidado porque se estaban volteando muchos carros por la brisa. Es que manejar a 190km/h con esa brisa, no está fácil. Es impresionante lo relativa que es la velocidad. Una vez que llevas rato yendo tan rápido, luego cuando vas a 110 sientes que estás paseando.

Esta vez sí nos bajamos por más tiempo en Los Médanos. Subimos una duna, nos sentamos en la arena, mariqueamos con las cámaras, etc. Cuando consideramos que teníamos suficiente arena en el cuerpo, decidimos que era momento de irnos.


Agarramos carretera y otra vez todo era risas y alegría hasta que encontramos la cola en Tucacas. Decidimos pararnos a almorzar en un restaurant que dice gigante AQUÍ ES, y luego seguir el camino. La cola de Tucacas era una mariquera de cinco minutos. Unos GN haciendo el típico gesto de "avance" con la mano. Ahora, la cola para entrar a Puerto Cabello, esa sí que no era una mariquera. Estuvimos por lo menos dos horas y todo porque el sistema de drenaje es una mierda y había un charco que tapaba casi todos los canales.
Risas y alegría otra vez. NOT. Para llegar a Valencia estuvimos OTRA hora más en cola. Una ladilla. Ya estaba oscureciendo.

Por fin nos montamos en la Autopista Regional del Centro. El cielo estaba despejado y habían dos nubecitas mínimas. "Anna, mira los relámpagos en esas nubecitas", le digo.
La cagada, hermano. Nos cayó la mamá de las tormentas eléctricas. Tuvimos que disminuir la velocidad hasta 40 km/h y además tenía que permanecer un vidrio abierto porque no teníamos aire y se empañaban los vidrios. Una belleza, chico.

Después de un rato, la lluvia le bajó deux y le pedí a Anna que me pusiera Röyksopp Forever de Röyksopp, que es mi canción para momentos favoritos por default. Brisa, relámpagos, noche, manejar, escuchar Röyksopp. Fue un momento perfecto.

Luego de eso sí tuve miedo, porque la gente come mierda. Con lluvia y la calle mojada iban a 120 km/h pasando carros. LOCOS. Y peor aun cuando lo hacían en las partes en que la calle estaba picada. Una maldita pick-up casi nos aplasta contra un camión. Esos surcos que quedan en la calle hacen que el caucho tome la dirección que le da la gana.
LA GENTE SE QUIERE MORIR O QUÉ?

Para evitar la bajada de Tazón, de noche y lloviendo, nos metimos por Baruta y bajamos por la autopista. Llegué a mi casa como a las 10:30pm.

Al menos no soñé que estaba manejando.

 El mapita de la ruta de mi Ultimate Driver's Test.

3 comentarios:

  1. Estaba buscando info de como legalizar mi titulo y consegui estoo xD ! QUE ODISEAA jajaaajaja SALUDOS !

    ResponderEliminar
  2. estas popy? xD que risa hehehehehe, y si se que esa travesia es muy fuerte!!! yo vivo en coro y cuando voy a ccs lo pienso hasta 5 veces D:

    ResponderEliminar