100 Days of BAires [Semana 5]

27
Lunes, 1ero de Octubre
Comienzo de un nuevo mes, día de mudanza.
Después de haber dormido aproximadamente tres horas, me levanté para irme a clases. Una clase nueva con un profesor nuevo que, por supuesto, no continuó las labores del otro; es decir, hice la tarea para nada.

Este profesor es medio aburrido, de hecho ni me acuerdo de su nombre y honestamente sentí que nos estaba usando para sacar ideas de una campaña que está llevando en la agencia donde trabaja. Cero sutil. De verdad, casi me duermo.

Al salir de la clase, descubrí que Leyla (una chilena del salón) estaba en la misma situación que yo con respecto a la clase de los miércoles. Así que, entre las dos, decidimos formar un nuevo equipo. Genial.

Llego a la casa para enterarme de que como a Andrea no le había entrado la transferencia, la señora no nos dejaría mudarnos ese día. Planes arruinados. Andrea y yo estábamos como cuando dejas a un sim en un cuarto y le quitas la puerta. No sabíamos qué hacer.

Nos fuimos a San Telmo a comprarme unas botas que había visto el fin de semana y una chaqueta hermosa que al final no me quedaba bien. ¬¬

Llegamos de regreso a la casa a terminar de recoger, cenar y acostarnos a dormir para mudarnos al día siguiente.


28

Martes, 2 de Octubre
Debíamos reunirnos con la señora en el nuevo apartamento para que nos diera las llaves y nos enseñara todo una vez más (tenía una nieta hermosa). Para aprovechar el viaje, nos trajimos un perolero en los morrales y llevarlos vacíos a la casa.

Este perro siempre está ahí.

Limpiamos el viejo apartamento a fondo y esperamos a que llegara el camión de la mudanza. Bajamos cinco maletas y muchas muchas cajas en tiempo record cuatro pisos para abajo (en ascensor, obvio). Una siestica después, ya estábamos en la nueva casa. Bajamos todo del camión, lo subimos por las escaleras porque el ascensor (al que nombramos Mamut) cuando lleva DOS segundos con la puerta abierta empieza a chillar, entonces sólo lo usamos para las cosas más pesadas.

Cuando subimos todo el perolero, nos regresamos en colectivo a la otra casa para terminar de limpiar BIEN a fondo y recoger las últimas cosas (un par de bolsas y las cosas de la nevera). Cabe acotar que llegamos a la parada al mismo tiempo que el colectivo y Andrea y yo corrimos a montarnos en el autobús en movimiento.

Llegué directo a comer porque lo único que tenía en el estómago era una barra de cereal. Lavamos los platos y emprendimos el último viaje, EN SUBTE. La vaina estaba FULL. Parecía Plaza Venezuela en quincena a las seis de la tarde. Tuvimos que esperar tres o cuatro trenes para poder montarnos con los morrales, y lo mejor de todo es que la puerta por la que subimos no era por la que nos teníamos que bajar. Cada vez que el subte llegaba a una parada, tratábamos de movernos con la gente para irnos acercando a la otra puerta. LO LOGRAMOS. Ahora no nos quedaba más que desempacar.



Fuck my life.

Agotada, luego de ordenar y limpiar, hablé por Skype con mi mamá como por una hora porque tenía desde que me vine sin hablar con ella. Pedimos delivery de empanadas (porque aquí hay delivery de todo) y we called it a day.

 

29 

Miércoles, 3 de Octubre 
Tuvimos un alegre despertar (NOT) con ruidos de una construcción cercana. Tratando de ignorarlos seguimos durmiendo y decidí no ir a clases para descansar. Teníamos que ir a la vieja casa para entregarle las llaves a la dueña a las 4:00pm. Como nos pasamos un par de paradas del colectivo y luego había mucha gente, nos fuimos caminando. Pagamos la luz y subimos al apartamento.

Aquí las Chips Ahoy! se llaman Pepitos! y no hay Pepito.

La señora no apareció nunca; la llamamos, le tocamos el timbre y cuando por fin bajamos a preguntarle al vigilante, nos dijo que estaba enferma y que se la habían llevado de emergencia. Andrea me dijo que era algo normal y que había pasado varias veces desde que ella vivía ahí, así que nos fuimos a averiguar los precios de los pasajes a Montevideo. Hay que aprovechar.

De regreso a la casa, comimos en un local que es el hijo de Kepen y Yogen Früz; se llama Frenzy y venden custom made ensaladas y custom made FROYO. Obviamente, es que si mi nuevo sitio favorito de Buenos Aires y queda como a seis cuadras de la nueva casa. AMOR Y GORDURA.

Después de comer la deliciosidad deliciosa de ensalada, nos fuimos a hacer mercado y luego a decolorarnos el cabello para hacer más inventos.


30 

Jueves, 4 de Octubre 
Ya decididas a comprar el pasaje a Montevideo, fuimos a cambiar dólares (que bajó y FML) y luego a comprar los pasajes, pero antes de eso fuimos parte de un choque entre nuestro colectivo y otro al que los colectiveros no le pararon ni media bola. En el siguiente semáforo, el otro colectivero puso “parking” y caminó hasta la puerta para arreglar el espejo retrovisor. Not a single fuck was given.

Caminamos al lugar donde cambiamos dólares, pero estaba cerrado y otros tipos trataron de hacerse pasar por ellos. Nos llevaron a otro lado y tuvimos miedo. Como no quisimos aceptar su tarifa, bajamos otra vez a esperar a que aparecieran los otros. En un momento pensé que nos iban a sacar una pistola y quitarnos la plata. De verdad que todo este asunto de cambiar dólares por ahí es muy “mafia”.

El indigente del televisor
Luego nos fuimos a comprar los pasajes para Montevideo, YAY! Los compramos para un fin de semana largo de noviembre. Can’t wait! Pasamos por la otra casa, OTRA VEZ, para buscar el router de Fibertel y devolverlo, me compré un short de blue jean que me había estado picando el ojo desde que llegué y me regresé a la casa a que Andrea me pintara el cabello y a ver series en mi computadora por el resto de la noche.


31 

Viernes, 5 de Octubre 
Fui a clases y antes de llegar a la casa me paré a comprar cosas para hacer unas lentejas. OMNOMNOM. Había una señora con dos hijos que me agarraron como objeto de observación. La mamá les decía que me preguntaran por qué llevaba los SHINS rotos y el cabello de colores.

 
Aaaaanyway, hice unas lentejas que me hicieron extrañar a mi mamá y salí con Andrea a llevarle mi CV a Oriana para ver si me conseguía trabajo (necesito churupos extra). Compramos unas birras, esperamos a Laura y nos fuimos a comer un froyo en Frenzy.

Después de eso nos fuimos a la casa porque Laura había traído un litro de aguardiente y Andrea había invitado a unos amigos a la casa. Laura agarró una pea que no saben. Terminó vomitando en el baño y durmiendo en el sofá/cama de la casa.


32 

Sábado, 6 de Octubre 
Después de esa noche de aguardiente, igual me levanté temprano para ir al Brother Plus; es una actividad en la que mezclan a la gente de todos los cursos y les dan un brief para que generen un proyecto. En este caso era el lanzamiento del segundo CD de una banda real que se llama Tawer y la Bonus Track, pero antes de eso nos daban una clase para prepararnos.

Aparentemente, el profesor de ese día no había preparado su clase porque no sabía lo que pasaba en varios de los ejemplos y una de las alumnas le corrigió. Luego de un par de balbuceos más, la rusa que estaba sentada en la primera fila le dijo: “Tú no estás preparado para dar esta clase”. BURN.

Cuando se terminó la clase, hice mi grupo con Mayo, el español de mi curso y un par de colombianos, y nos fuimos a una pizzería cercana a almorzar y lanzar ideas. En plena vaina llegó un argentino que se perdió la clase y andaba sin grupo. De ahí nos fuimos a casa de Álvaro a terminar de concretar algo y como a la hora y media llegó un mexicano que tampoco tenía grupo. WTF.

En fin, había un colombiano que la única excusa que ponía al rechazar una idea era “no sé, yo no haría eso”. Marico, tú no eres el target absoluto de todos los productos, gracias. Por fin nos pusimos de acuerdo, montamos la presentación y nos fuimos al bar Desigual, que tiene un ambiente agradable. Jodimos un rato, bebimos, expusimos y no ganamos pero el cantante dijo que nuestra idea había sido su favorita.


Estaban cuadrando para salir más tarde pero con las elecciones encima no tenía ganas de andar cambimbeando (sí, soy una abuela, déjenme).


33 

Domingo, 7 de Octubre 
Nos podemos saltar este día? Evidentemente Andrea y yo no hicimos nada por andar pendientes de las elecciones todo el día. Con la impotencia de no poder votar gracias a las normas del estúpido CNE. Como a las 9:00pm nos fuimos a la embajada en donde había muchos venezolanos pero muchos más kirchneristas idiotas “apoyando” a Chávez. Medios peronistas entrevistando y demás. De muy mal gusto todo.

 
Escuchamos que no dirían los resultados hasta que los dijeran en Venezuela, así que nos fuimos a comprar helado y a ver la vaina en la casa. Al rato nos escribieron varias personas que estaban en Caracas Bar y verían los resultados desde allá, así que nos terminamos de comer el helado y nos lanzamos.

Llegamos justo para el primer boletín. Casi no nos dejan entrar, el bar estaba todo clandestino, santamarías abajo y todo. Bleh. Nos enteramos de las malas noticias y nos fuimos a la casa. Entre la “lluvia”, la brisa y las malas noticias, me reventó la gripe que estaba acumulada.

---------------------------------

Cosas Random:
  • Los argentinos cortan las palabras por la mitad. Todo lo que pueden lo dicen a medias: la facu (facultad), todo tranqui, estoy reven (reventado), etc.
  • Los feriados en este país son volteados. Este mes es el día de la madre, hace poco fue el día del amigo y no celebran Halloween. Jodiendo, le dije a Andrea: "Feliz navidad, marica!". Pero MIREN:
Un sandwich en Frenzy.

2 comentarios:

  1. Amo estos post, coyo. Qué risa lo de las Chips Ahoy!, y los Trident, que en realidad son Beldent, ¿no?... Hice muchos chistes con eso "¿Venden Beldent verdes? :(

    Cuando leí que San Telmo de noche no era una buena zona fue medio "GEGEEEE", a diario caminaba desde el Obelisco hasta Chile (por donde está Mafalda) de madrugada.

    ¿Hasta cuándo estarás por allá? Creo que me toca volver en diciembre y capaz te moleste preguntando "kosa bariada"... jajajaja, ¿ya conoces a La Chica Sabrina?

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja! Qué consumiste antes de hacer ese comentario?
    No sé qué es La Chica Sabrina y también es que nosotras estábamos en una calle que no es muy concurrida. Chile por lo menos es bonita.

    Me voy en diciembre. :)

    ResponderEliminar