100 Days of BAires [Semana 6]

34 

Lunes, 8 de Octubre
La depresión post-electoral y la gripe no me dejaron salir. Me quedé en la casa tomando sopa y viendo televisión. You’re in for a FUN week.


35 

Martes, 9 de Octubre 
Fuimos a pedir presupuestos para un tatuaje y luego fuimos a movistar a que Andrea cambiara la dirección de su factura. Almorzamos tallarines deliciosillos en Mongolian Grill y nos fuimos a la casa.
La gripe no me deja vivir.


36 

Miércoles, 10 de Octubre 
Recargué la SUBE y me fui a clases corriendo. Se acuerdan de que les dije que me había cambiado de grupo con una niña que se llama Leyla? Yo les escribí a los de mi grupo avisándoles que lo haría porque ellos tenían una idea de la actividad muy diferente a la que yo tenía y como es un curso tan corto, me lo quiero tripear. El colombiano de mi ex – equipo no sólo no me respondió sino que se presentó con un proyecto él solo. Vaya manera de comer mierda.

Nos fuimos a almorzar a casa de Roxy y a tatuarnos en una galería llamada Bond Street que bien podría ser el equivalente a la parte darks de Plaza Las Américas I. El tatuador nos estaba contando que debajo de la galería hay cuatro sótanos que se comunican con los sótanos de toda la cuadra, y que cuando bajaron a limpiarlo se encontraron huesos y cráneos de verdad. Nos dijo que el lugar tenía una muy mala vibra y que se podía sentir que ahí había sufrido gente. Creepy.

No duele, se los juro.

En plena sesión, el tipo cerró todas las persianas porque al parecer le cantaron la zona y venía el AFIP (que es como la unión entre Seniat y Cadivi).

Esa es la llave de este apartamento. Quería un recuerdo del viaje. :)

Después de eso, Andrea y Roxy se quedaron por ahí porque tenían clases y yo me regresé a la casa a lavar ropa como la doña que soy.


37 

Jueves, 11 de Octubre 
Me levanté a las 3:30pm y ya no tenía gripe. Yo ERA la gripe. Ugh! Me hice un almuerzo que recuerdo con alegría y el resto del día me puse a trabajar en proyectos freelance de Venezuela y a tocar ukulele porque me sé los acordes de la misma manera que Phoebe.

Tomé el baño caliente más largo del mundo (sin remojar la pata del tatuaje, por supuesto) y me volví a poner la pijama.


38 

Viernes, 12 de Octubre 
Me desperté con un sueño horrible y estuve como media hora debatiendo contra mí misma entre ir o no ir a clases. Finalmente, gané yo y sí fui a clases. Casi muero cuando el profesor dijo “enerjícer” refiriéndose a Energizer. Hice un tweet sobre eso y minutos después el profesor (por cuestiones de la clase) empezó a preguntarnos que qué tweeteábamos. Tuve miedo de que nos pidiera mostrar nuestro perfil a todo el salón y el primer tweet mío era burlándome de él. Hubiera quedado bello.

Me fui a almorzar pero me paré antes en PLUMS que es una heladería a tres cuadras de la casa para comprar helado. La cajera estaba instaladísima hablando por teléfono y riéndose a carcajadas, no me dijo ni que me esperara un momento ni hubo otra persona que me atendiera. Me ladillé y me fui. Aquí, como en Venezuela, el servicio al cliente es una basura.

Después de almorzar, Andrea y yo fuimos a comprar las cosas que faltaban del mercado (vegetales, leche, etc) y de regreso entré en Al Paso a pedir trabajo como mesonera. La señora quedó en llamarme y sería la persona más feliz si trabajo a dos segundos de mi casa.

Unas horas más tarde, se apareció Laura para ver el partido de Colombia y después nos quedamos hablando paja y salimos a comer a Tal Cual. En el camino, nos dimos cuenta de que tenemos un Pharmacity a medio centímetro de la casa que no habíamos visto, así que concluimos que creció de la tierra mientras dormíamos.


39 

Sábado, 13 de Octubre 
Como toda la semana, me levanté justo para la hora del almuerzo, me hice una hamburguesa y decidimos que no nos quedaríamos en la casa vegetando como el resto de la semana.

Fuimos a pasear a Puerto Madero que yo no lo conocía todavía. Creo que es la zona más bonita de todo Buenos Aires. Es un río del ancho del Sena con muchos restaurantcitos de ambos lados, barcos y veleros estacionados, un puente arrechísimo que se llama Puente de la Mujer y gente patinando. Me gustó mucho, está como para ir cuando uno se siente millonario.

Entramos al Buque Museo Corbeta Uruguay, que es un barco de 1874 mantenido en perfecto estado. Cobran dos pesos para entrar y puedes bajar a los camerinos y subir a donde está el timón. Se los recomiendo si vienen.

Cuando recorrimos la mayoría del puerto, nos fuimos a Frenzy a comer froyo y compramos un par de birras para quedarnos jugando iSketch y tocando ukulele hasta las cinco de la mañana.


40 

Domingo, 14 de Octubre 
Me levanté a las 4:00pm, salimos en pijama a comprar ¼ de kilo de helado y me tomé medio litro de cerveza mientras escribía lo que hice las últimas dos semanas.

Depresión electoral NO MORE. Prometo aventuras de verdad pronto.

1 comentario:

  1. Era mas graciosa cuando no estaba deprimida por las elecciones. Y faltan mas invitados sorpresa!

    ResponderEliminar