100 Days of BAires [Semana 15]

97

Lunes, 10 de Diciembre
Esta semana empezó tranquila, seguía en la onda de recoger, organizar, comerme toda la comida para no dejar nada. Lo normal.

Almorzamos, vimos The Big Bang Theory (y obviamente, Breaking Bad) y nos quedamos en la casa porque hacía DEMASIADO CALOR.

Viéndolo en retrospectiva, me da un poco de rabia no haber hecho nada estos días. Pero si ustedes supieran el puto calor que hacía. Era imposible salir. Quedarse en el aire acondicionado, tomando cerveza y viendo mariqueras en tumblr eran, definitivamente, una opción más atractiva.


98

Martes, 11 de Diciembre
Andrea se fue a aprender a tatuar y yo me quedé durmiendo. Luego me fui a ONCE (el barrio horrible) con Valeria, a comprar una maleta porque no me cabían las cosas. De ahí nos fuimos a almorzar a Frenzy, pedimos unos jugos "refrescantes" porque estaba haciendo sendo calor. Me atrevo a pedir un verano y Valeria me dice: "No es suficiente con el que tienes?". JA, gracias.

Después de un rato llegó Andrea porque íbamos a acompañar a Valeria a hacer unas diligencias. Fuimos a un lugar en donde tenía que buscar unos papeles y luego fuimos a casa de su tía a buscar una plata.

En el camino nos encontramos con esto:


Nos regresamos a la casa sin hacer más nada porque yo tenía que empezar a hacer maletas. Cosa que, a pesar de que logré empezar, no terminé porque Andrea me sobornó para que viéramos "sólo un capítulo" de Breaking Bad.



99

Miércoles, 12 de Diciembre
Eran las 7:00am y seguíamos viendo Breaking Bad. Nos dimos cuenta de que amaneció porque Andrea fue a la cocina a tomar agua (o algo) y me gritó: "MARICA, ES DE DÍA!"
Nos acostamos a dormir porque habíamos quedado con Valeria para ir a La Brigada y comer carne argentina por última vez. Una carne tan suave que la puedes cortar con cucharilla.

Nos despertamos, nos echamos el viajecito con calor a San Telmo, caminamos bajo la pepesol y el restaurante estaba CERRADO. Abría que si dentro de dos horas y teníamos demasiada hambre.
Terminamos con un bonito recuerdo de un restaurante que ni me acuerdo cómo se llama, pero me comí mi plato de carne viendo a Madonna en tetas.


Después de esto, nos regresamos a la casa porque yo tenía que terminar de hacer maletas.

Evidentemente, Buenos Aires no se podía despedir de mí sino con una falla de luz a las 11:59pm.


100

Jueves, 13 de Diciembre
Amanecimos todavía sin luz, mi vuelo salía a las 4:10pm desde Aeroparque y no desde Ezeiza, porque me cambiaron el pasaje 54728954728 veces.

Un señor amigo de la mamá de Valeria había quedado en buscarme a las 12:30m. A la 1:05, sin señales del señor, decido salir con las dos maletas, el carry-on, el morral y el ukulele a buscar un taxi de la calle. Resulta que el señor me había estado esperando todo este tiempo y no sabía ni mi número, ni el número de mi departamento, etc.

Me despedí de Andrea que me dijo: "Sé que no te gustan los abrazos, pero...", y tuvimos un momento gay, me monté en el taxi y me despedí de la zona en la que viví unos meses, para volver cinco minutos después porque DEJÉ EL CARGADOR DEL CELULAR EN LA CASA.

Me despedí por segunda vez (sin momento gay) y me fui para Aeroparque.
Cuando llego a hacer check-in, la señora me dice que puedo llevar sólo una maleta porque voy a Chile. QUÉ?! NO! POR QUÉ?! ... "Ah, no! Perdón. Después vas a Venezuela. Tranquila".

Como estoy acostumbrada, no me molestó que me cambiaran de puerta de embarque un par de veces. Lo que sí me molestó fue la mala suerte que tuve al indicarle a la señora que quería ventana en vez de pasillo.


Sin más que decir, me despido de Buenos Aires hasta un nuevo aviso. Les dejo un video resumen de 100 excelentes días que pasé ahí.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario