Evitar la caída del pelo y piel reseca


Desde que me mudé a Madrid, la piel se me reseca un montón y se me comenzó a caer muchísimo el pelo. Primero pensé que era el invierno, así que me bañaba en cremas y aceites, que aunque mejoraban un poco la situación, no la solucionaban del todo.

Después pensé que era el nivel de humedad del ambiente, ya que en Madrid es muy bajo, y por supuesto que afecta, pero no era la raíz del problema. Recordé que lo mismo me pasaba cuando vivía en Francia; Bordeaux es una ciudad muy húmeda e incluso en primavera se me caía muchísimo el pelo. 

Recordé que me habían mencionado el tema de la cal en el agua y una cosa llevó a la otra y terminé comprando una ducha iónica. LA MEJOR INVERSIÓN DE MI VIDA. Al principio pensé que era un efecto placebo, pero luego comprobé que sí funcionaba porque antes las cortinas de la ducha se manchaban con la cal y desde que puse esta ducha, no se han vuelto a manchar.

Obviamente, no es una solución mágica. He seguido manteniendo el cuidado de mi pelo y mi piel con cremas y mascarillas, pero honestamente el cabezal de la ducha es una de las cosas que me ha ayudado a controlar la caída del cabello y la resequedad de la piel.


Le recomendé la ducha a varias amigas y me han dicho lo mismo. De hecho la recomiendan mucho para pieles atópicas y tratamientos de psoriasis y otros problemas de la piel.

Para los que les interese, la que yo me compré fue esta. Me imagino que habrá otras más baratas, pero por la cantidad de reseñas positivas me arriesgué con esa y me ha ido muy bien. Además, tiene luces LED que te indican a qué temperatura está el agua, y así no paso frío como una imbécil. :)




No hay comentarios.:

Publicar un comentario